Abuela Pepa: zumo de limón

Beneficios de tomar zumo de limón tibio cada mañana

Además de tener un fuerte poder antibacterial, antiviral y de estimulación inmunológica es un gran aliado en la ayuda para la pérdida de peso porque el zumo de limón es digestivo y depurativo del hígado. Los limones contienen ácido cítrico, calcio, magnesio, vitamina C, bioflavonoides, pectina y limoneno, que fortalecen la inmunidad y combaten las infecciones. Beber zumo de limón tibio cada mañana te va a reportar más beneficios de los que pudieras pensar:

Ayuda a la digestión
Ayuda a eliminar las toxinas del organismo y favorecen la digestión. Como son ricos en minerales y vitaminas, ayudan también a aflojar las toxinas en el tracto digestivo. Antes de enjuagarte con abundante agua, aguanta un minuto.

Como es un diurético, limpia tu sistema
Como el zumo de limón aumenta la tasa de orinar en el cuerpo, hace que las toxinas se liberen a un ritmo más rápido, lo que ayuda a mantener la salud del tracto urinario. Además, el ácido cítrico de los limones ayuda a maximizar la función de la enzima que estimula el hígado y ayuda a la desintoxicación.

Estimula el sistema inmunológico
Su gran aporte de vitamina C ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y está indicado para luchar contra los resfriados. Son ricos en potasio, por lo que además de estimular el cerebro y la función nerviosa, ayuda a controlar la presión arterial. El ácido ascórbico (vitamina C) que se encuentra en los limones tiene efectos antiinflamatorios y ayuda la absorción de hierro en el cuerpo.

Equilibra los niveles de pH
Los limones son uno de los alimentos más alcalinizantes para el cuerpo. Sus ácidos débiles, fácilmente metabolizados en el cuerpo, permiten que el contenido mineral de los limones ayude a alcalinizar la sangre. Recuerda que los estados de enfermedad se producen cuando el pH del cuerpo es ácido.

Limpia la piel
Además de limpiar la cara, el jugo de limón también es muy bueno para limpiar las manos y para la piel grasa. Su vitamina C, así como otros antioxidantes, promueven la disminución de las arrugas y las manchas, y ayuda a combatir los radicales libres. La vitamina C contenida en el limón rejuvenece la piel desde el interior de tu cuerpo.

Te da energía
Es uno de los pocos alimentos que contienen iones con carga más negativa, lo que proporciona a tu cuerpo más energía cuando entra en el tracto digestivo.

Ayuda la curación de las heridas
Su ácido ascórbico (vitamina C) ayuda a la curación de heridas y es un nutriente esencial para el mantenimiento de la salud de los huesos, tejido conectivo y cartílago.

Refresca el aliento
Además de un aliento más fresco, los limones ayudan a aliviar el dolor dental y la gingivitis. Como el ácido cítrico puede erosionar el esmalte dental, es bueno cepillarse los dientes antes de beber el agua de limón o esperar una cantidad significativa de tiempo para cepillartelos después de tomarlo.

Hidrata tu cuerpo
El zumo de limón tibio ayuda al sistema inmunológico mediante la hidratación y la reposición de los fluidos perdidos en el cuerpo.

Ayuda en la pérdida de peso
Como los limones son ricos en fibra pectina ayudan a combatir los antojos lo que puede ser un gran aliado para aquellas personas que quieran perder peso.

La OMS recomienda tomar entre 3 y 5 frutas y verduras diarias. Algunas investigaciones apuntan a que la ingesta debe ser de siete, e incluso diez, pero siempre más verdura que fruta. Si te lo puedes permitir, es mejor que sean ecológicas, así evitarás pesticidas y sustancias tóxicas que suelen añadirle en su producción y transporte.
Las frutas suelen tener muchos minerales, como el potasio, por lo que si se está tomando algún medicamento o se padece alguna enfermedad relacionada, se debe consultar primero con un médico. Si se tiene intolerancia o alergia a algún tipo de fruta o sustancia que esta contenga, no se debería de comer.
Antes de realizar cualquier tipo de dieta o remedio a base frutas, verduras y/o plantas, consulte con su médico o un especialista.