Abuela Pepa. REMEDIOS CASEROS

La grifería de tu casa, como nueva!

Limpieza
Como norma general, se deben cuidar bien los grifos para que siempre estén como el primer día.

Para eliminar las manchas de cal sobre el acero solo es necesario aplicar abundante agua caliente con lejía, aunque cabe recordar que también existen algunos productos específicos para ello.

Si ves alguna mancha sobre el grifo, resulta muy efectivo usar vinagre o medio limón, dejándolo actuar sobre ella el mayor tiempo posible. Si no es suficiente, repite el proceso alguna vez más, y si aún así no sale la mancha, puedes usar un cepillo de dientes con un detergente cremoso.

Para el caso de los grifos dorados, como se rayan fácilmente, es bueno limpiarlos a diario con un trapo y agua caliente.


Mantenimiento y cuidados
No dejes gotear los grifos y sustituye las arandelas de goma si es necesario, ahorrarás agua y evitarás marcas.

Usa agua jabonosa y un paño para limpiarlos, y procura que el producto que uses, sea neutro.

Los productos comerciales de limpieza antical funcionan muy bien, aunque debes aclarar a conciencia el grifo para evitar su deterioro.

Para evitar la aparición de hongos, se recomienda airear bien los baños.