Abuela Pepa: propiedades y beneficios de las infusiones. Melisa

Cómo preparar una infusión de melisa. Beneficios y propiedades.

- Combate los nervios
- Tiroides
- Efecto analgésico
- Herpes
- Relajante físico y mental
- Digestiva
- Antiséptica y antiviral


Dicen que basta con oler la melisa para relajar y templar los ánimos. Se la conoce también como bálsamo de limón por su sabor parecido a este cítrico, o bálsamo de abeja, porque sus flores atraen a estos insectos. Sus propiedades y efectividad son más elevadas durante la temporada estival. La melisa, principalmente se ha constituido como remedio natural para reequilibrar el sistema nervioso, superar la irritabilidad, la angustia, y calmar la ansiedad y los nervios, pero también contiene propiedades antivíricas, antibacterianas y antiespasmódicas, además de ofrecer una buena dosis de antioxidantes que protegen nuestras células de los radicales libres.

Cómo preparar una infusión de melisa

Para preparar una infusión de melisa debemos poner agua a hervir. Cuando haya entrado en ebullición, echamos el agua dentro de una taza donde previamente hemos depositado una cucharada pequeña de las hojas de esta planta. Tapamos y la dejamos reposar 10 minutos. Luego se cuela y si se quiere endulzar, podemos agregar miel (si es ecológica mejor).

BENEFICIOS Y PROPIEDADES

Combate los nervios

Como es ligeramente hipnótica y sedante, ayuda a calmar los nervios en caso de ataques de ansiedad puntuales, hiperactividad, irritabilidad, o alteraciones del sueño. La melisa también es capaz de aliviar aquellas migrañas generadas por acumulación de nervios.

Tiroides

La melisa tiene la capacidad de bloquear algunas funciones de esta glándula por lo que resulta útil para casos de fatiga crónica o enfermedad de graves.

Efecto analgésico

Como contiene efecto analgésico se utiliza para combatir dolores de oído, cabeza, muela y dolores menstruales.

Herpes

Si se aplica como ungüento la melisa es muy útil para tratar algunos tipos de herpes (labiales o genitales). Como también actúa como un potente antivírico, ayuda a contener y a reducir las infecciones.

Relajante físico y mental

Bebida en forma de infusión, la melisa, además de ser beneficiosa para los nervios, también se usa para relajar los músculos. Combinada con la valeriana, es muy útil para ayudar a la agudeza y concentración mental.

Digestiva

En caso de digestión pesada, la melisa elimina las náuseas y la sensación de mareos gracias a sus propiedades digestivas y anticarminativas, favoreciendo de esta manera la asimilación de los alimentos, y evitando la formación de gases y mal aliento.

Antiséptica y antiviral

La melisa, gracias a estas dos propiedades, antiséptica y antiviral, es beneficiosa para ayudar a bajar la fiebre.

Fuentes:
Vix
Innatia

Recuerda que cualquier tratamiento a base de plantas medicinales o especias debe ser supervisado por un médico o especialista, ya que algunas plantas tienen sustancias que tomadas en cantidades excesivas pueden ser perjudiciales para la salud. Además, si se tiene alguna enfermedad o se sigue algún tratamiento, pueden interferir el mismo.