Abuela Pepa. DE INTERÉS

Los antioxidantes para la salud. Ayudan, y mucho

¿Qué son?

Son sustancias que ayudan a nuestro cuerpo a luchar contra enfermedades, en algunos casos muy serias e incluso irreversibles. El oxígeno, imprescindible para la vida, es un elemento muy reactivo, pero una vez que completa su función energética, puede formar sustancias dañinas para nuestra salud como peróxidos o radicales libres.

Nuestro cuerpo, como el de cualquier especie que vive del oxígeno, tienen un mecanismo de defensa y reparación para este problema llamado antioxidantes. Estas moléculas tienen la particularidad de "unirse" a estos compuestos peligrosos causados por la oxidación, anulando sus efectos y previniendo así el daño, ya que cuando hay un desequilibrio negativo entre los antioxidantes y las sustancias dañinas, estaremos expuestos a sufrir enfermedades.

Es por ello, que en las últimas décadas, se han elaborado innumerables investigaciones sobre estas sustancias, y aunque aún queda mucho por descubrir, se empieza a tener una idea de cuál es su potencial.

Antioxidantes que deberíamos consumir

Los más importantes son vitamina C, glutatión, melatonina, tocoferoles, tocotirenoles, carotenoides o polifenoles
.
Abuela Pepa. DE INTERÉS


Los alimentos más ricos en antioxidantes

En general todas las frutas, cereales las verduras son muy ricas en estos antioxidantes.

Vitamina C
Guayaba, grosella, pimiento, kiwi, brócoli, naranja, limón, piña...
Melatonina
Nueces, plátano, tomates, cerezas o arroz...
Tocoferoles y vitamina E
Avellanas, nueces, almendras, aceite de oliva o espirulina...
Carotenoides
Tomate (muy rico en licopeno), calabaza, zanahoria, papaya, mango, melocotón, acelgas, espinacas...
Polifenoles
Almendras, nueces, pistachos, setas...

Enfermedades que pueden ayudar a prevenir

Alzheimer
Según un estudio publicado por Yves Christen, investigadora de la Fondation Ipsen de París, en The American Journal of Clinical Nutrition establece «una relación entre la enfermedad de Alzheimer y los radicales libres, debido a la susceptibilidad de las neuronas al daño por estos compuestos. La vitamina E o la selegilina han mostrado resultados prometedores».

Párkinson
Un estudio publicado por Wood-Kaczmar A, Ghandi S y Wood NW, investigadores del Instituto de Neurología del Hospital Nacional de Neurología y Neurocirugía de Londres, relacionan «el estrés oxidativo y la 'substantia nigra' (una zona del cerebro) característica de pacientes con párkinson. Esto pone el punto de mira en que es posible que tratamientos con antioxidantes sean beneficiosos para evitar la neurodegeneración propia de la enfermedad».

Diabetes
Davi G, Falco A y Patrono C, de la Universidad de Chieti, en Italia, elaboraron un estudio titulado La peroxidación de lípidos en la diabetes mellitus analizando la relación de algunos agentes oxidantes con la enfermedad. En el estudio se valora el potencial que podrían tener algunos antioxidantes en la prevención de dicha enfermedad. Otro publicado por Giuliano D, Ceriello A y Paolisso G, de la Segunda Universidad de Nápoles, apunta a que «La presencia de antioxidantes ingeridos ha mostrado prevenir daños oxidativos asociados al desarrollo del cáncer».

Artritis reumatoide
Carol A Hitchon y Hani S El-Gabalawy, investigadores de la Universidad de Manitoba en Canadá, realizaron en un estudio publicado en el que «el metabolismo del oxígeno tiene un papel importante en la aparición de la artritis reumatoide».

Cáncer
Un documento publicado por el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, considera que los antioxidantes juegan un papel en la aparición del cáncer, «en laboratorio y estudios con animales, la presencia de antioxidantes ingeridos ha mostrado prevenir daños oxidativos asociados al desarrollo del cáncer».

Otro estudio, como el publicado por A. Venket Rao y Sanjiv Agarwal de la Universidad de Toronto, establece «una relación inversamente proporcional entre el consumo de licopeno y el riesgo de enfermedades crónicas como el cáncer o las enfermedades cardiovasculares».

Fuentes:
El confidencial