Abuela Pepa. DE INTERÉS

Plantas que ayudan a depurar tu organismo

Es importante intentar eliminar las toxinas que se van acumulando en nuestro cuerpo debido a malos hábitos alimentarios, contaminación, etc., ya que pueden provocar apatía, cansancio y mala salud. Para ello se recomienda realizar ejercicio diario, siempre adecuado a las circunstancias propias de cada uno, aunque también podemos ayudar a nuestro organismo con algunos tipo de alimentos, zumos, infusiones, etc.

Aquí te dejamos una serie de plantas medicinales que te pueden ayudar a la depuración del organismo:

Diente de León

Es un importante depurativo muy usado en casos de problemas de hígado y como depurador sanguíneo. Es un buen aliado si se quiere descongestionar el hígado y además, es un tónico maravilloso para el organismo. Es antiinflamatorio, reparador y laxante.

Es muy bueno para la vesícula y para eliminar las toxinas que se acumulan. No es recomendable beber más de 3 tazas de té de diente de león por día, y siempre hay que esperar a tomarlo media hora después de comer.

Boldo

Actúa como diurético, protector del hígado, y ayuda a activar la producción y segregación de la bilis.

Zarzaparrilla

Es un excelente depurativo de la sangre. Incrementa la emisión de orina y ayuda a eliminar el exceso de ácido úrico. También se usa para alivia los dolores reumáticos y la gota.

Cardo Mariano

A esta hierba se la conoce como el «guardián del hígado». Además de tomarse como infusión se puede ingerir en ensaladas (cruda). Entre sus propiedades principales se encuentran la de sanar el hígado (le ayuda a defenderse de las toxinas y provoca la formación de nuevos tejidos) y la vesícula. Ayuda también en la reducción de las inflamaciones, elimina impurezas mediante la orina, previene de que las sustancias dañinas se acumulen en el organismo, es un potente antioxidante, ayuda a bajar el colesterol «malo», equilibra los niveles de glucosa en sangre y estimula las funciones vitales.

El Cardo Mariano estimula la producción de «glutatión», una sustancia que desintoxica de las células en el estómago, hígado e intestinos. Además, refuerza las membranas exteriores de las células para evitar que las toxinas puedan penetrar en ellas.

Cola de Caballo

Es altamente diurética, depurativa y ayuda en las afecciones de los riñones. Esta planta también limpia los pulmones de las flemas y mucosidades, además favorece la digestión y previene resfriados.

Alcachofa

Aunque no a todo el mundo le gusta su sabor, es otra de las plantas que nos ayudan a cuidar la salud del hígado y eliminar las impurezas.

Además de propiedades protectoras y regenerativas hepáticas, mejora la digestión y combate todos los síntomas de un mal funcionamiento del hígado (gases, mala digestión, dolor de cabeza, depresión, mareos…). Se puede tomar como té. Se dice que el té de alcachofa ayuda en la prevención de la hepatitis, la diabetes, sobrepeso, insuficiencia hepática y reduce el azúcar en sangre.

Tomillo

Al igual que la alcachofa, se puede ingerir en forma de té. El té de tomillo está recomendado para personas con mala digestión y nerviosismo. También es muy saludable si se quiere mejorar el funcionamiento del hígado y de la vesícula biliar. Ayuda a eliminar las impurezas del organismo a través de la orina.

Si quieres aumentar los beneficios de esta infusión, mézclala en una taza de agua hirviendo y a partes iguales con melisa o tilo. Puedes beber hasta tres vasos al día.

Té Verde

Es muy antioxidante gracias a su contenido de isoflavonas y se usa mucho para adelgazar y quemar grasas y un gran aliado en la lucha contra el envejecimiento, evita el endurecimiento de las paredes arteriales y colabora con la circulación.
Hay algunas investigaciones que indican que esta infusión es anticancerígena y que reduce la acumulación de grasa en el hígado. Además regula la temperatura corporal y actúa como un estimulante que ayuda a la concentración y el trabajo mental. Precisamente por sus características estimulantes, no está indicado su consumo en caso de problemas de sueño o nerviosismo crónico. Es mejor tomarlo por las mañanas pero no más allá de las 5 ó 6 de la tarde.