Abuela Pepa. DE INTERÉS

Meditar. Más beneficioso para ti de lo que piensas

Mejora la salud, la memoria, aumenta el coeficiente intelectual y la felicidad

Todavía hay gente que relaciona la meditación con temas religiosos, con gurús o con prácticas sectarias, pero conviene recordar, que si bien para muchas personas tiene un aspecto espiritual, meditar también un ejercicio intelectual y sus efectos positivos para nuestro organismo ya están científicamente probados. Entre ellos podemos destacar:

    - Potencia la salud mental y física.
    - Aumenta el cociente intelectual.
    - Desarrolla la inteligencia emocional y la empatía.
    - Mejora la memoria y potencia la concentración.
    - Alivia el estrés, la ansiedad y la depresión.
    - Reduce la presión sanguínea.
    - Aumenta la felicidad (literalmente).
    - Estimula el sistema inmunológico y la autocuración.
    - Proporciona mayor consciencia y creatividad.
    - Acalla la mente y la liberarla de las preocupaciones diarias.

Para los amantes de los datos y los estudios, hay algunos relacionados que demuestran los beneficios que conlleva la práctica de la meditación.

Por ejemplo, uno realizado por la Universidad de Yale concluyó que las personas que practican la meditación durante su vida, desarrollan una red neuronal consiguiendo un mayor consciencia de sí mismos y del presente y menos ensoñaciones.

Los sorprendentes resultados de un estudio de la Universidad de Wisconsin (EEUU) con un monje tibetano llamado Matthieu Ricard, hicieron que fuera considerado «el hombre más feliz de la Tierra» en 2007. Esto es porque la meditación agranda las áreas del cerebro reservadas a la felicidad.

La Universidad de Harvard también determinó que la meditación reduce la hipertensión arterial y estimula el sistema inmunológico.

Un estudio de la UCLA demostró que las personas que practicaban la meditación con frecuencia, tenían un cerebro mejor preservado, y más joven que aquellos que no la practicaban. Y además los que practicaron la meditación durante una media de 20 años tenían volúmenes mayores de materia gris en el cerebro.

Sara Lazar y su equipo en Harvard se encontraron en 2011, con que la meditación aumentaba el tamaño de ciertas regiones del cerebro, como el hipocampo (que nos ayuda a memorizar y participa en el aprendizaje) además de otras regiones que desempeñan un papel regulativo en el procesamiento de las emociones.

Fuentes
Vida Naturalia
El Mundo
El Español (Omicrono)