Abuela Pepa. DE INTERÉS

Muchos dolores de espalda vienen por sentarse mal

Sentarse bien puede ahorrarte muchos dolores de espalda e incluso contracturas musculares causadas por una mala postura continuada. Aunque tu asiento sea muy ergonómico no te servirá de mucho si la postura adoptada es mala. Aquí te dejo diez sencillas pautas que debes de tener en cuenta si quieres evitarte algunos dolores de espalda:

Primera

Los pies deben estar apoyados por completo en el suelo y nunca deben quedar colgando.

Segunda

Al menos las dos terceras partes de los muslos han de estar apoyados sobre el asiento.

Tercera

La silla no debe estar muy alta porque nos hace perder la curvatura lumbar natural.

Cuarta

Recuerda que las rodillas estén siempre al mismo nivel que las caderas o por encima de ellas, por lo que el asiento debe estar lo más bajo posible para que las rodillas se alineen con el eje horizontal.

Quinta

El respaldo de la silla tiene que respetar las curvaturas de la espalda y contener el arco lumbar.

Sexta

Procura repartir el peso del cuerpo entre la silla y el suelo.

Séptima

Si trabajas con un ordenador, la pantalla debe situarse a 45 cm de distancia del rostro y por debajo de los ojos, el teclado que esté lo suficientemente bajo como para evitar que los hombros queden levantados y revisa que las muñecas y antebrazos estén rectos a los costados del cuerpo.

Octava

Cada hora, es conveniente levantarse de la silla y descansar, al menos 5 minutos. Si puedes, viene muy bien realizar algunos ejercicios suaves de estiramiento durante el descanso.

Novena

La espalda puede estar «pegada» al respaldo de la silla pero si la separamos un poco, conseguiremos mantener una postura derecha y activa durante más tiempo.

Décima

Es una buena idea poner una plataforma inclinada para apoyar los pies de vez en cuando, de esta manera las rodillas se elevan un poco y la pelvis queda más levantada.