Abuela Pepa: propiedades y beneficios de la rúcula

La rúcula es anticancerígena y tiene grandes propiedades medicinales y nutritivas

- Beneficiosa para para la vista
- Cuida la retina
- Cuida nuestra salud cardiovascular y nuestros huesos
- Revitalizante y anti-anémica
- Digestiva
- Calienta el cuerpo
- Anti-cancerígena
- Diurética
- Buena para el hígado


La rúcula es una hortaliza que se consume como verdura por sus propiedades medicinales y nutritivas, está emparentada con el brócoli, nabo, mostaza o coliflor y comparten una característica común: un sabor picante, que se debe unos potentes antioxidantes llamados glucosinolatos. Principalmente aporta vitaminas (A, C, betacaroteno y luteína/zeaxantina), minerales (sodio, potasio, calcio, hierro y magnesio).

BENEFICIOS Y PROPIEDADES DE LA RÚCULA

Beneficiosa para para la vista

La rúcula contiene vitamina A que es un nutriente esencial en la prevención de problemas oculares y la ceguera nocturna.

Cuida la retina

La rúcula, además de ser rica en carotenos, aporta zeaxantina, que es un pigmento que protege la retina humana de las radiaciones ultravioleta y luteína, otro pigmento que cuida la parte externa de la retina.

Cuida la salud cardiovascular y los huesos

Es debido a su aporte de vitamina K, que contribuye a evitar enfermedades cardiovasculares, además de favorecer la asimilación del calcio, por lo que también es buena para nuestros huesos.

Revitalizante y anti-anémica

La rúcula, así como el berro y la mostaza, es un aliado contra el escorbuto, que es una enfermedad provocada por el déficit de vitamina C. Además es un vegetal revitalizante, seguramente debido a su aporte de hierro y ácido fólico, lo que le convierte en un aliado contra la anemia.

Digestiva

La rúcula es una planta beneficiosa para el estómago. Sus propiedades antioxidantes y componentes, hacen de ella que sea anti-ulcerosa, ya que provoca menor secreción de ácido gástrico. Como es emoliente, es capaz de ablandar el tejido y disminuir la inflamación, por lo que, a pesar de ser un amargo fuerte, está recomendada para personas con dolor de estómago, úlceras estomacales y ardor de estómago.

Calienta el cuerpo

La rúcula comparte los componentes sulfurados causantes de su sabor picante. Estos compuestos, si se consumen en cantidad, son rubefacientes, es decir, provocan el enrojecimiento de la piel, dando una sensación de calor.

Anti-cancerígena

Algunos componentes de rúcula ejercen una función antioxidante, que ayudan a mantener un organismo saludable. Algunas investigaciones recientes estudian el papel de los isotiocianatos, fenoles y carotenoides, en la prevención y tratamiento del cáncer. Poseen propiedades tumoricidas, apoptóticas (muerte natural de las células dañadas), antimutagénicas y antidegenerativas.

Diurética

Las propiedades diuréticas de la rúcula se debe a los glucosinolatos que contiene, responsables de estimular la micción.

Buena para el hígado

Estudios científicos avalan las propiedades hepatoprotectoras de la rúcula, por lo que es ideal para introducir en la dieta de personas con colesterol y para añadir en el menú de dietas depurativas.

Contraindicaciones

Las hojas de la rúcula en ensalada no suponen un riesgo para la salud, aunque en grandes cantidades, la ingesta de los glucosinolatos que contienen la rúcula, pueden presentar toxicidad en la tiroides, ya que son bociogénicos. Sus semillas tienen componentes tóxicos, por lo que no es aconsejable su consumo.

Fuentes:
Botanical online
Mejor con salud
Natursan

La OMS recomienda tomar entre 3 y 5 frutas y verduras diarias. Algunas investigaciones apuntan a que la ingesta debe ser de siete, e incluso diez, pero siempre más verdura que fruta. Si te lo puedes permitir, es mejor que sean ecológicas, así evitarás pesticidas y sustancias tóxicas que suelen añadirle en su producción y transporte.
Las frutas suelen tener muchos minerales, como el potasio, por lo que si se está tomando algún medicamento o se padece alguna enfermedad relacionada, se debe consultar primero con un médico. Si se tiene intolerancia o alergia a algún tipo de fruta o sustancia que esta contenga, no se debería de comer.
Antes de realizar cualquier tipo de dieta o remedio a base frutas, verduras y/o plantas, consulte con su médico o un especialista.