Abuela Pepa: propiedades y beneficios del pimiento

Los pimientos son un analgésico natural y si están maduros, superan a los cítricos en vitamina C

- Analgésico natural
- Combaten el cáncer
- Desintoxicantes
- Incrementan las defensas
- Combaten la depresión
- Tienen propiedades digestivas
- Previenen la úlcera de estómago
- Protegen de enfermedades cardiovasculares
- Beneficiosos para la artritis reumatoide
- Ideales para dietas de adelgazamiento


Existen muchas variedades de pimientos y son una enorme fuente de vitamina C. Si están maduros, superan a los cítricos como las naranjas, limones o el pomelo en esta vitamina, siendo una de las plantas que más cantidad contiene, después de la acerola o el escaramujo. Gracias al aporte de vitamina C y betacarotenos que contienen, los pimientos poseen muchas propiedades antioxidantes y además son un analgésico natural.

También destaca su aporte de vitamina B6 (fundamental para la parte cerebral y el sistema nervioso central) vitaminas del grupo B2 y vitamina E. Al igual que los tomates, los pimientos rojos poseen gran cantidad de licopeno que es un caroteno con propiedades anticancerígenas.

BENEFICIOS Y PROPIEDADES

Analgésico natural
Tanto el pimentón como los pimientos picantes, poseen propiedades analgésicas gracias a los salicilatos y capsaicina que contienen, siendo muy útiles para calmar los dolores de enfermedades reumáticas, neuralgias o dolores postoperatorios.

Los pimientos picantes se usan en casos de congestión bronquial, como expectorantes para librar los pulmones de mucosidades, artritis, …

Los últimos estudios científicos llevados a cabo con ratones, han demostrado que el uso interno de QX-314, (un derivado de lidocaína que es un anestésico local) mezclado con capsaicina, (principio activo de la pimienta picante o chile) elimina la sensación de dolor pero no paraliza la zona afectada. Para ello, se inyectó al nervio ciático de algunos ratones la mezcla de QX-314 y capsaicina y se vió que continuaban moviéndose sin darse cuenta del dolor.

Según el estudio, parece que la capsaicina, consigue que la lidocaína penetre en la pared de las células nerviosas receptoras del dolor sin afectar al resto de neuronas. De poder aplicarse en personas, permitiría eliminar el dolor sin que los miembros afectados se entumecieran o que el cerebro se viese afectado por los efectos secundarios de los analgésicos actuales (adormecimiento, sopor, falta de atención, descoordinación, …

En cirugía posibilitaría intervenciones quirúrgicas sin pérdida de conciencia o parálisis temporal. Por ejemplo, podríamos visitar al dentista sin salir con media boca dormida o las mujeres podrían dar a luz con la epidural pero sin que la parte inferior quede paralizada.

Combaten el cáncer
Algunos estudios recientes en Estados Unidos han demostrado que a varios ratones enfermos de cáncer de próstata se les administró unas dosis elevadas de capsaicina y el resultado fue una reducción del desarrollo de células cancerosas.

Según Hiley, un portavoz de la Organización para el Cáncer de Próstata en el Reino Unido, en un futuro próximo, la capsaicina podría ser incorporada a nuevos medicamentos para el tratamiento del cáncer. Aunque también advirtió que el estudio está en fase inicial y que no se debe abusar del consumo de pimientos picantes o chiles, ya que algunas investigaciones apuntan a que son los responsables del elevado número de personas con cáncer de estómago en India y México.

Desintoxicantes
Los pimientos contienen grandes cantidades de licopeno, que junto con la vitamina C, es uno de los mejores antioxidantes, encargados de descontaminar el cuerpo y liberarlo de la influencia negativa de los radicales libres especialmente cuando esta bien maduro y rojo.

El contenido en betacarotenos de los pimientos es muy superior al de la mayoría de los frutos, aunque inferior al de la zanahoria. Los betacarotenos también tienen propiedades antioxidantes.

Aumentan las defensas
Su aporte de vitamina C ayuda a la adecuada absorción del hierro, calcio y otros aminoácidos, por eso es muy bueno comer pimientos después de haber pasado alguna enfermedad, ya que ayudan a aumentar las defensas del organismo.

Combaten la depresión
Los pimientos son ricos en triptófano, un componente que ayuda a combatir los síntomas de la depresión.

Tienen propiedades digestivas
Los pimientos estimulan el apetito, sobre todo los picantes o chiles. Aunque los pimientos dulces o picantes tienen fama de ser muy «indigestos», generalmente es causado por la mala combinación con otros alimentos y porque se deben masticar muy bien.

Los pimientos crudos se digieren mejor que los cocidos y contribuyen en la producción de jugos gástricos y biliares, lo cual, favorece la digestión. Además tienen propiedades que evitan la diarrea y los vómitos.

Previenen la úlcera de estómago
Los pimientos picantes han demostrado tener un efecto positivo a la hora de prevenir la úlcera de estómago. Parece que un componente picante que contienen, llamado capsaicina, protege las membranas gástricas evitando el desarrollo de úlceras.

Protegen de enfermedades cardiovasculares
La ingesta de alimentos cárnicos produce la descomposición de la proteína de la carne, dando como resultado un aminoácido que puede provocar enfermedades cardiovasculares. La vitamina B6 y el ácido fólico que contienen los pimientos, son enzimas que favorecen la descomposición de esa sustancia, por lo que reducen y protegen contra las enfermedades cardiovasculares.

Beneficiosos para la artritis reumatoide
Si existe un mal funcionamiento del sistema inmunológico, las células que luchan contra las infecciones atacan las articulaciones produciéndose una artritis reumatoide, por lo que se recomienda tomar gran cantidad de pimientos ya que son alimentos ricos en antioxidantes que destruyen los radicales libres del organismo aliviando los efectos de la artritis reumatoide.

Ideales para dietas de adelgazamiento
Si se comen crudos (ensaladas, batidos...,) su elevado contenido en agua y gran aporte en fibra, los hacen muy adecuados en dietas de adelgazamiento. Como se van asimilando poco a poco crean sensación de saciedad, lo que permite pasar más tiempo sin ingerir otros alimentos.

Además, la misma fibra que contienen, arrastra los residuos fecales del intestino actuando como laxante natural. También se ha demostrado que los pimientos picantes aumentan el metabolismo y ayudan a eliminar grasas.

Contraindicaciones
Un consumo excesivo del pimentón puede ocasionar indigestiones, sobretodo en personas con el estómago delicado.

Fuentes:
Botanical online
Vix
Natursan
Plantas para curar

La OMS recomienda tomar entre 3 y 5 frutas y verduras diarias. Algunas investigaciones apuntan a que la ingesta debe ser de siete, e incluso diez, pero siempre más verdura que fruta. Si te lo puedes permitir, es mejor que sean ecológicas, así evitarás pesticidas y sustancias tóxicas que suelen añadirle en su producción y transporte.
Las frutas suelen tener muchos minerales, como el potasio, por lo que si se está tomando algún medicamento o se padece alguna enfermedad relacionada, se debe consultar primero con un médico. Si se tiene intolerancia o alergia a algún tipo de fruta o sustancia que esta contenga, no se debería de comer.
Antes de realizar cualquier tipo de dieta o remedio a base frutas, verduras y/o plantas, consulte con su médico o un especialista.