Abuela Pepa: propiedades y beneficios de la cebolla

La cebolla, un antioxidante muy potente

La cebolla tiene más de un 90% de agua, su contenido de grasa es nulo y tiene pequeñas cantidades de hidratos de carbono y de proteína vegetal. Además, también nos proporciona fibra, vitaminas (C, B3, B6 y B9) y minerales (potasio, fósforo, calcio, magnesio, sodio y yodo). Si es morada tendrá más cantidad que otros tipos de cebolla.

BENEFICIOS Y PROPIEDADES

Antioxidante
La cebolla es un potente antioxidante gracias a su aporte de vitamina A, C, compuestos de azufre y gran cantidad de flavonoides (antocianinas y quercetina) que contiene.

Diurética y depurativa
Gracias a su aporte de potasio y bajo contenido en sodio, favorece la eliminación del exceso de líquidos liberando así toxinas de organismo. Si se come cruda, elimina las toxinas y fermentos que se producen en el estómago tras la digestión, estimulando también al hígado, páncreas y vesícula para que segreguen las sustancias necesarias que también favorecen la eliminación.

Favorece el sistema circulatorio
La cebolla aporta grandes cantidades de quercetina, sustancia que favorece la circulación sanguínea. Además, previene la trombosis y envejecimiento de arterias y venas gracias a su contenido en sílice. También reduce el colesterol y ayuda a disolver coágulos internos, previniendo así la trombosis coronaria.

Antianémica
Es debido a su aporte de hierro, fósforo y vitamina E, que ayudan a generar glóbulos rojos y a reponer la pérdida de sangre.

Expectorante natural
Como es muy rica en vitaminas A y C, ayuda a aliviar afecciones respiratorias y tiene efectos expectorantes en caso de resfriados, catarros y bronquitis.

Hipertensión
El potasio de la cebolla ayuda a la eliminación de líquidos, lo que es beneficioso en caso de sufrir hipertensión, gota y cálculos renales.

Beneficiosa durante el embarazo y niños
La cebolla contiene folatos, fundamental para el crecimiento y desarrollo correcto del feto en las primeras semanas de gestación.

Antiasmática y antiinflamatoria
Alguno de sus componentes azufrados de la cebolla cumplen una acción antiasmática y antiinflamatoria.

Buena para adelgazar
La cebolla es ideal para en cualquier dieta de adelgazamiento debido a su bajo valor calórico y elevado contenido en fibra, lo que ayuda al tránsito intestinal. Además, como es depurativa, ayuda a eliminar toxinas y evitar la retención de líquidos.

Combate el estreñimiento
La cebolla combate el estreñimiento y regula el sistema digestivo, manteniendo el balance de los fermentos digestivos, previniendo de esta manera los parásitos intestinales.

Antiséptico natural
Aplicada externamente, la cebolla tiene la capacidad de reducir la inflamación renal.

Además…
Tiene propiedades medicinales contra la tuberculosis, diabetes, nefritis, reuma, ciática, descalcificaciones óseas, insomnio, alcoholismo y tabaquismo.

Contraindicaciones
Consumida en grandes cantidades puede provocar gases y flatulencias debido a su contenido en compuestos de azufre.
No se aconseja un consumo excesivo en personas con un estómago delicado, acidez estomacal o tendencia a la flatulencia o meteorismo.

Fuentes:
Alimentos para curar
Ecoagricultor
Mejor con salud

La OMS recomienda tomar entre 3 y 5 frutas y verduras diarias. Algunas investigaciones apuntan a que la ingesta debe ser de siete, e incluso diez, pero siempre más verdura que fruta. Si te lo puedes permitir, es mejor que sean ecológicas, así evitarás pesticidas y sustancias tóxicas que suelen añadirle en su producción y transporte.
Las frutas suelen tener muchos minerales, como el potasio, por lo que si se está tomando algún medicamento o se padece alguna enfermedad relacionada, se debe consultar primero con un médico. Si se tiene intolerancia o alergia a algún tipo de fruta o sustancia que esta contenga, no se debería de comer.
Antes de realizar cualquier tipo de dieta o remedio a base frutas, verduras y/o plantas, consulte con su médico o un especialista.