Abuela Pepa: propiedades y beneficios de la berenjena

La berenjena, perfecta para reducir la grasa abdominal

Si estás pensando en reducir esa grasa abdominal, la berenjena puede resultar muy eficaz porque su alto contenido en fibra y sus propiedades diuréticas la convierten en una gran amiga para las dietas reductoras.

Estimula el buen funcionamiento del hígado y además facilita el trabajo de la vesícula biliar, favoreciendo de esta manera la digestión de las grasas.

Uno de los remedios naturales más eficaces que podemos encontrar para reducir la grasa del abdomen es el agua de berenjena, tiene muy pocas calorías y es un gran diurético (al final del artículo te explicamos cómo hacerla). También es antioxidante y previene ciertos tipos de cáncer o enfermedades cardíacas, reduce el «colesterol «malo» ayuda a prevenir la aterosclerosis y es buena para problemas circulatorios. Tiene innumerables propiedades que debes conocer.

BENEFICIOS Y PROPIEDADES DE LA BERENJENA

Es fuente de antioxidantes

La berenjena niveles muy altos de ácido clorogénico, un potente antioxidante que protege contra las infecciones. En su piel se han identificado flavonoides, que también tienen propiedades antioxidantes. Estos flavonoides disminuyen los niveles de «colesterol malo». Además de minerales como hierro y manganeso, también contiene vitamina E, C y otro antioxidante llamado antocianina.

Una investigación del Departamento de Biología Molecular y Celular de la Universidad de California en Berkeley, determinó que un antioxidante presente en la berenjena, llamado «nasunin» es un potente aliado para combatir la inflamación y el estrés oxidativo, ya que elimina el O2. Ya sabemos que cuando no tenemos suficientes antioxidantes en nuestro organismo, las toxinas y los desechos se acumulan y pueden dar lugar a enfermedades degenerativas

Protege el corazón

Según un estudio realizado por el Centro de Investigación Cardiovascular de la Universidad de Connecticut School of Medicine en Estados Unidos, las berenjenas contienen sustancias cardioprotectoras. Dicha investigación demostró que no había diferencia si la berenjena se consumía cocida, a la parrilla o cruda.

Evita el estreñimiento

Por su alto contenido en fibra es eficaz contra el estreñimiento, una de las causas más comunes por la que se almacena grasa en el abdomen. Además, cuando se comen berenjenas, los intestinos funcionan mejor y por tanto no se inflaman con tanta facilidad, lo que provoca también un aumento de nuestra cintura.

Reduce el colesterol

Esto es porque sus componentes absorben la grasa de los alimentos que ingerimos y que circulan por el intestino.

Mejora la memoria

Contiene unos fitonutrientes que refuerzan la actividad cognitiva y la salud mental en general. Estos, además de ayudarnos a combatir los radicales libres y las toxinas que entran en el cuerpo, pueden mejorar el flujo de sangre al cerebro y por lo tanto nuestra memoria.

Además…

Tienen un contenido óptimo de potasio y algo de sodio, importantes para el sistema nervioso y cardiovascular, ayuda a depurar el organismo, permite bajar los niveles de azúcar en sangre, es buena para nuestros huesos por el ácido fólico que contiene, puede prevenir la anemia, mejora nuestras defensas, estimula el funcionamiento de la bilis, disminuye la presión arterial, es fuente de energía, su extracto es efectivo para el tratamiento del acné, protege el hígado, ...

Contraindicaciones

Para aquellas personas con niveles bajos de hierro, no se recomienda por su contenido en «nasunin». Parece que no es recomendable para personas con artritis, debido a los alcaloides y como contiene oxalatos, si eres propenso a cálculos renales, deberías limitar su consuno.

Cómo se prepara el agua de berenjena

El agua de berenjenas nos va ayudar a reducir la grasa abdominal, pero es necesario llevar una dieta equilibrada, y hacer al menos media hora de deporte al día. Su elaboración es sencilla.
    - Pela una berenjena de tamaño medio, lávala bien y córtala en dados.
    - Echa en una jarra oscura medio litro de agua e introduce ahí los dados de berenjena.
    - Déjala reposar toda una noche (unas 10-12 horas). Después puedes tomártela fresca con un poco de zumo de limón, que también ayuda a quemar grasa.
Hay que tomarse un vaso media hora antes de las dos comidas principales durante una semana y puedes realizar esta dieta una vez al mes. Se pueden llegar a perder 2kg. Aunque irá en función del metabolismo de cada persona. Es bueno evaluar los resultados con un especialista para evitar cualquier problema.

Fuentes:
Mejor con salud
Vida Lúcida
Lifeder.com

La OMS recomienda tomar entre 3 y 5 frutas y verduras diarias. Algunas investigaciones apuntan a que la ingesta debe ser de siete, e incluso diez, pero siempre más verdura que fruta. Si te lo puedes permitir, es mejor que sean ecológicas, así evitarás pesticidas y sustancias tóxicas que suelen añadirle en su producción y transporte.
Las frutas suelen tener muchos minerales, como el potasio, por lo que si se está tomando algún medicamento o se padece alguna enfermedad relacionada, se debe consultar primero con un médico. Si se tiene intolerancia o alergia a algún tipo de fruta o sustancia que esta contenga, no se debería de comer.
Antes de realizar cualquier tipo de dieta o remedio a base frutas, verduras y/o plantas, consulte con su médico o un especialista.