Abuela Pepa: propiedades y beneficios de la chirimoya

Las chirimoyas son ideales para incluir en dietas de adelgazamiento y para regular el colesterol

Además de ser baja en grasas, la chirimoya es muy rica en vitaminas (A, grupo B y C), tiene nutrientes esenciales e importantes beneficios para las defensas. Destaca por su sabor dulce y es una de las frutas tropicales más exquisitas que existen. Para beneficiarse de sus propiedades de manera óptima es necesario que ésta bien madura. Se sabe porque su piel estará ennegrecida y cederá al tacto si la apretamos.

BENEFICIOS Y PROPIEDADES DE LA CHIRIMOYA

Contienen acetogenino

Al parecer, esta sustancia contenida en hojas y tallo (no en la fruta) y de un pariente cercano a la chirimoya, ayuda al tratamiento de algunos cánceres porque actúa contra las células cancerígenas sin afectar a las sanas. Intervienen en la acción de las enzimas, evitando que actúen.

Antioxidante

Aportan muchos antioxidantes, vitamina C y compuestos polifenoles, que combaten la oxidación asociada a ciertas enfermedades (cáncer, envejecimiento prematuro, aterosclerosis y enfermedades neurodegenerativas).

Mejora la salud cardiovascular

Es por su alto contenido de potasio, además también regula la presión arterial y es rica en antioxidantes que ayudan a controlar el colesterol.

Antimicrobiana natural

Actúa como protector natural contra los parásitos, debido a su alto contenido de fibra, niacina y citotoxinas. Su elevada cantidad de vitamina C, la convierte en un antioxidante natural que nos ayudará a resistir las infecciones.

Ideal para dietas de adelgazamiento

La chirimoya da sensación de saciedad, por lo que es buena para aquellas personas que quieren bajar de peso sin dejar de comer saludable. Aunque son bajas en grasa, aporta muchos azúcares, por lo que se debe tomar con cierta moderación.

Laxante

Gracias a su efecto laxante, está recomendada para aquellas personas que padecen de estreñimiento.

Gran alimento para los más pequeños

Los pediatras recomiendan incluir chirimoya en purés o zumos por su elevado contenido nutricional, porque ayuda al desarrollo de los niñ@s. También parece que es una gran aliada para el tratamiento de enfermedades congénitas crónicas.

Además…

Su aporte de vitamina A nos protege la vista. En algunas investigaciones realizadas con productos extraídos de las semillas de la chirimoya se ha concluido que son buenos para el tratamiento de piojos, disentería, dolores de cabeza, gota y cálculos.

Fuentes:
Nartursan
Mejor con salud
En buenas manos
Botanical on-line

La OMS recomienda tomar entre 3 y 5 frutas y verduras diarias. Algunas investigaciones apuntan a que la ingesta debe ser de siete, e incluso diez, pero siempre más verdura que fruta. Si te lo puedes permitir, es mejor que sean ecológicas, así evitarás pesticidas y sustancias tóxicas que suelen añadirle en su producción y transporte.
Las frutas suelen tener muchos minerales, como el potasio, por lo que si se está tomando algún medicamento o se padece alguna enfermedad relacionada, se debe consultar primero con un médico. Si se tiene intolerancia o alergia a algún tipo de fruta o sustancia que esta contenga, no se debería de comer.
Antes de realizar cualquier tipo de dieta o remedio a base frutas, verduras y/o plantas, consulte con su médico o un especialista.