Abuela Pepa: propiedades y beneficios del apio

El apio, un gran aliado para eliminar toxinas.

El apio (Apium graveolen) es una hortaliza con muchas propiedades nutricionales medicinales. Contiene vitaminas A, B1, B2, B6, B9, C y E, minerales (potasio, sodio, calcio, zinc, magnesio, hierro, azufre, fósforo, cobre y silicio), aceite esencial y fibra.

A nivel nutricional, el apio destaca por su contenido en agua, minerales y vitaminas, es bajo en grasas y calorías.

BENEFICIOS Y PROPIEDADES DEL APIO

Depurativo

Gracias al potasio que contiene, estimula la producción de orina, ayudando al organismo a prevenir la retención de líquidos y a eliminar las toxinas, especialmente si se toma en ayunas.

Laxante natural

Ayuda a aliviar el estreñimiento de forma natural, sobretodo si es producido por nervios o estrés.

Favorece la buena digestión

Debido a su contenido en minerales ayuda a neutralizar la acidez estomacal. También ayuda en caso de úlcera estomacal e indigestión.

Bueno para adelgazar

Actúa como saciante y mejora el metabolismo. Como además es bajo en grasas y calorías, es una gran opción en dietas de adelgazamiento.

Ayuda en la eliminación de cálculos renales y biliares

El jugo de apio ayuda a romper los cálculos renales y biliares. Además, sus semillas son útiles para tratar las infecciones del tracto urinario.
Calmante del sistema nervioso
Es un excelente relajante, debido a sus minerales alcalinos orgánicos, por lo que ayuda a aliviar la ansiedad, el estrés y el insomnio.

Además…

Aumenta nuestras defensas naturales, es expectorante, está indicado en dolencias con inflamación, inhibe el desarrollo de células cancerígenas, reduce la tensión arterial, mejora el peristaltismo intestinal, recomendado para dolencias articulares y reumatismo, ayuda a reducir los niveles de glucemia en sangre y el colesterol, es remineralizante, acelera el cicatrizado de heridas y es útil en casos de fatiga crónica o de astenia y cansancio.

Contraindicaciones

No se aconseja durante en el embarazo porque un glucósido que lleva puede provocar abortos, ni en pacientes con inflamaciones en la vejiga o lesiones en los riñones graves. Mejor cocinarlo si se tienen problemas digestivos o estomacales. Su consumo excesivo puede causar mala digestión y problemas estomacales.

PINCHA AQUÍ si quieres saber cómo preparar una infusión de apio

Fuentes:
Natursan
Ecoagricultor

La OMS recomienda tomar entre 3 y 5 frutas y verduras diarias. Algunas investigaciones apuntan a que la ingesta debe ser de siete, e incluso diez, pero siempre más verdura que fruta. Si te lo puedes permitir, es mejor que sean ecológicas, así evitarás pesticidas y sustancias tóxicas que suelen añadirle en su producción y transporte.
Las frutas suelen tener muchos minerales, como el potasio, por lo que si se está tomando algún medicamento o se padece alguna enfermedad relacionada, se debe consultar primero con un médico. Si se tiene intolerancia o alergia a algún tipo de fruta o sustancia que esta contenga, no se debería de comer.
Antes de realizar cualquier tipo de dieta o remedio a base frutas, verduras y/o plantas, consulte con su médico o un especialista.