Abuela Pepa: propiedades y beneficios de la berza

La berza es un poderoso antioxidante

La berza es una hortaliza que pertenece a la familia de las crucíferas y está muy bien considerada debido a sus propiedades nutricionales y medicinales. Además es una excelente fuente de calcio, hierro, potasio y tiene un alto contenido en carotenoides, vitamina C, vitamina B9, vitamina A, calcio, fibra, agua, potasio, vitamina E, vitamina B2 y vitamina B6.

BENEFICIOS Y PROPIEDADES

Antioxidante
Los carotenoides que contiene, actúan como antioxidantes evitando el envejecimiento celular y protegiendo el organismo frente a los radicales libres y la aparición de cáncer. El CSIC ha constatado que la berza tiene un valor antioxidante superior al del brécol, repollo y coliflor, y es mayor cuánto más joven es la planta.

Según Pilar Soenjas, investigadora principal del proyecto Potencial antioxidante de brásicas hortícolas y científica del CSIC en el Grupo de Genética y Mejora de Brásicas de la MBG:

«ayuda a proteger el organismo del daño oxidativo –envejecimiento celular, patologías cardiovasculares, asma, alergias, enfermedades neurodegenerativas–... que causa la acumulación excesiva de radicales libres en las células, producido por la respiración mitocondrial en los organismos aerobios».
Pilar Soenjas.

Alcaliniza nuestro cuerpo
Ingerida, actúa como regulador de la acidez de nuestro cuerpo y además sirve como remedio preventivo contra la gota, cistitis y artritis.

Facilita la desintoxicación
Sus nutrientes antioxidantes y los que contienen azufre, impulsan las actividades de la Fase 1 y 2 de desintoxicación. La berza también contiene fitonutrientes que pueden ayudar a activar las enzimas de desintoxicación y regular su actividad

Aumenta nuestras defensas
Es por su altísimo contenido en vitamina C que eleva nuestras defensas frente a catarros e infecciones de las vías respiratorias.

Diurética
Su contenido en potasio la convierte en una de las verduras más diuréticas.

Antiinflamatoria
La berza también nos aporta dos nutrientes antiinflamatorios, la vitamina K y una buena fuente de ácidos grasos omega-3 en forma de ácidos alfa-linolénicos.

Beneficiosa a nivel cardiovascular
La hoja de la berza posee un componente el sulforafano glucosinolato, que se hace de glucorafanina (un glucosinolato) que además de activar la respuesta antiinflamatoria en nuestro sistema cardiovascular, previene e incluso es posible, que pueda curar los daños producidos en los vasos sanguíneos.

Reduce el colesterol
Otro beneficio cardiovascular de la berza, tanto cruda como cocida, es su capacidad para reducir el colesterol, aunque un estudio reciente ha demostrado que esta capacidad mejora bastante cuando se cuece al vapor.

Previene el estreñimiento
Es muy buena para combatir y prevenir el estreñimiento porque contiene mucha fibra. Se recomienda masticarla bien y salivarla mucho, de esta manera se desdobla la fibra que tiene y mejoramos su digestión.

Protectoras del estómago
Actúa contra la gastritis, úlceras estomacales e indigestión, y como protector del estómago por las sustancias mucilaginosas curativas que posee, muy parecidas a las que producen las membranas mucosas del estómago y el intestino para protegerse.

Calma la piel irritada e insolaciones
Usada como cataplasma sobre un paño de algodón o lino empapado con el agua de la cocción de berzas, actúa como calmante para la piel irritada, quemaduras ligeras, insolaciones y sabañones. También sus hojas se pueden aplicar sobre la piel directamente a modo de cataplasma para disminuir dolores articulares, reumáticos y musculares.

Contraindicaciones
Si se padece hipotiroidismo, es mejor consultar con su médico antes de tomarla, contiene componentes que ejercen sobre el hombre una acción antitiroidea, inductora del bocio. También pueden producir flatulencia.

Fuentes:
Eco agricultor
Salud y buenos alimentos
Cultura ecoloxica
Alimentos
Hierbitas

La OMS recomienda tomar entre 3 y 5 frutas y verduras diarias. Algunas investigaciones apuntan a que la ingesta debe ser de siete, e incluso diez, pero siempre más verdura que fruta. Si te lo puedes permitir, es mejor que sean ecológicas, así evitarás pesticidas y sustancias tóxicas que suelen añadirle en su producción y transporte.
Las frutas suelen tener muchos minerales, como el potasio, por lo que si se está tomando algún medicamento o se padece alguna enfermedad relacionada, se debe consultar primero con un médico. Si se tiene intolerancia o alergia a algún tipo de fruta o sustancia que esta contenga, no se debería de comer.
Antes de realizar cualquier tipo de dieta o remedio a base frutas, verduras y/o plantas, consulte con su médico o un especialista.