Abuela Pepa: propiedades y beneficios de los albaricoques

Querrás comer más albaricoques cuando leas esto

Esta pequeña fruta contiene muchos nutrientes en su interior. Se consumen, sobre todo, desde comienzos de la primavera hasta finales del verano. Ayudan a tratar trastornos cutáneos, problemas estomacales e infecciones auditivas. Es un alimento con muchas vitaminas (provitamina A y vitamina C), minerales (como el potasio, calcio y magnesio) y destacan también por su contenido en betacaroteno y taninos, además de azúcares naturales.

BENEFICIOS Y PROPIEDADES DE LOS ALBARICOQUES

Anemia

Es muy rico en hierro y contiene cobre, que facilita al cuerpo a la absorción del hierro. Si se comen albaricoques durante un tiempo prolongado, aumentarán nuestros niveles de hemoglobina. Así pues, para aquellas mujeres con flujos menstruales muy intensos, es muy recomendable.

Antioxidante

Contiene betacarotenos y taninos, que son unos potentes antioxidantesque ayudan a combatir los radicales libres, causantes de muchas enfermedades degenerativas.

Favorecen la digestión

Se recomienda consumir albaricoque antes de las comidas, porque prepara al estómago para que los alimentos tengan una digestión favorable ya que su reacción alcalina neutraliza los ácidos. Además contienen celulosa que es una fibra soluble muy beneficiosa para promover los movimientos intestinales.

Fiebre

Si se tiene fiebre, comer albaricoque puede ayudar a disminuirla. Se recomienda tomarlo en zumo (natural, no de supermercado) y se puede mezclar con miel y agua mineral. Aliviará la sed, ayudará a limpiar el sistema y a bajar la fiebre, y dotará a nuestro organismo con vitaminas y minerales que servirán como defensa.

Laxante

Posee un gran poder laxante, por lo que es bueno para las personas con estreñimiento (incluso tiene la capacidad de desinflamar los intestinos), y como es diurético, también ayuda a solucionar problemas de retención de líquidos.

La OMS recomienda tomar entre 3 y 5 frutas y verduras diarias. Algunas investigaciones apuntan a que la ingesta debe ser de siete, e incluso diez, pero siempre más verdura que fruta. Si te lo puedes permitir, es mejor que sean ecológicas, así evitarás pesticidas y sustancias tóxicas que suelen añadirle en su producción y transporte.
Las frutas suelen tener muchos minerales, como el potasio, por lo que si se está tomando algún medicamento o se padece alguna enfermedad relacionada, se debe consultar primero con un médico. Si se tiene intolerancia o alergia a algún tipo de fruta o sustancia que esta contenga, no se debería de comer.
Antes de realizar cualquier tipo de dieta o remedio a base frutas, verduras y/o plantas, consulte con su médico o un especialista.