Abuela Pepa: propiedades y beneficios de las acelgas

Las acelgas contribuyen a mejorar el sistema inmunitario

Es una hortaliza de hoja verde con grandes propiedades nutricionales. Son muy ricas en calcio, hierro y potasio principalmente. También contienen vitaminas A, B, C, E K y ácido fólico.

Las acelgas, contienen grandes cantidades de folatos, que contribuyen a la formación de los glóbulos rojos y blancos, y los anticuerpos del sistema inmunitario. Deben consumirse frescas en ensaladas, batidos verdes, rollitos, etc., si queremos aprovechar al máximo todas sus propiedades nutricionales.

BENEFICIOS Y PROPIEDADES DE LAS ACELGAS

Hidratantes

Son hidratantes debido a su gran contenido en agua.

Antioxidantes

Son muy ricas en vitamina A, la cual tiene propiedades antioxidantes que nos protege de los radicales libres, las infecciones y las enfermedades degenerativas.

Cuida la musculatura y el sistema nervioso

El potasio que contiene es muy importante para cuidar de nuestros músculos y de nuestro sistema nervioso. También el magnesio de la acelga contribuye a que nuestros músculos puedan funcionar correctamente.

Ayuda a mantener un intestino sano

El magnesio que aporta, contribuye a mantener un intestino sano ya que favorece el tránsito intestinal.

Combate la anemia ferropénica

Gracias al hierro que contiene, el cual participa en la producción de hemoglobina (que transporta el oxígeno a todas las células del organismo) y forma parte de muchas proteínas.

Aliada de la tiroides

La acelga tiene yodo, fundamental para que la glándula tiroides produzca hormonas tiroideas, las cuales intervienen en multitud de funciones como el metabolismo, el desarrollo del feto o la regulación de la temperatura corporal.

Y además…

Ayuda a evitar la pérdida de visión, conjuntivitis, glaucoma o cataratas, favorece la buena digestión de los alimentos, combate la faringitis, bronquitis o sinusitis, previene la aparición de hemorroides, regula el índice de colesterol, favorece el buen funcionamiento del hígado y la vesícula biliar, mejora la circulación sanguínea y ayuda a mejorar los casos de gota o hiperuricemia.

Fuentes:
Ecoagricultor
Botanical online

La OMS recomienda tomar entre 3 y 5 frutas y verduras diarias. Algunas investigaciones apuntan a que la ingesta debe ser de siete, e incluso diez, pero siempre más verdura que fruta. Si te lo puedes permitir, es mejor que sean ecológicas, así evitarás pesticidas y sustancias tóxicas que suelen añadirle en su producción y transporte.
Las frutas suelen tener muchos minerales, como el potasio, por lo que si se está tomando algún medicamento o se padece alguna enfermedad relacionada, se debe consultar primero con un médico. Si se tiene intolerancia o alergia a algún tipo de fruta o sustancia que esta contenga, no se debería de comer.
Antes de realizar cualquier tipo de dieta o remedio a base frutas, verduras y/o plantas, consulte con su médico o un especialista.