Abuela Pepa: propiedades y beneficios del melón

El melón, un gran limpiador de toxinas de nuestro organismo

Su contenido en calorías es bajísimo y el 90% de su composición es agua, por lo que se convierte en una fruta muy refrescante, ideal para sustituirlo por las típicas bebidas gaseosas poco o nada saludables.

Si lo tomas fresco, además de ayudarte a mitigar el calor, obtendrás muchos beneficios gracias a sus componentes.

BENEFICIOS Y PROPIEDADES DEL MELÓN

Adenosina

Esta sustancia evita la formación de coágulos en la sangre y mejora nuestro aparato circulatorio.

Vitamina A

Que va a ayudar a evitar la sequedad en las mucosas y en la piel.

Vitamina E

Es muy antioxidante y protectora, e influye en la eliminación de los radicales libres, causantes de algunas enfermedades degenerativas.

Fibra y minerales

Aporta fibra y minerales como potasio, calcio y zinc.

Previene manchas en la piel

Como es laxante y diurético, es un gran amigo a la hora de eliminar las toxinas del organismo causantes de algunas manchas en la piel. Al parecer, comer sólo melón durante un día o tomarlo como desayuno durante una semana, puede limpiar el cuerpo, mejorando así la apariencia y la salud de la piel. Sus propiedades diuréticas lo hacen apto para combatir reumatismo y gota.

Fuentes:
Natursan
Botanical online


La OMS recomienda tomar entre 3 y 5 frutas y verduras diarias. Algunas investigaciones apuntan a que la ingesta debe ser de siete, e incluso diez, pero siempre más verdura que fruta. Si te lo puedes permitir, es mejor que sean ecológicas, así evitarás pesticidas y sustancias tóxicas que suelen añadirle en su producción y transporte.
Las frutas suelen tener muchos minerales, como el potasio, por lo que si se está tomando algún medicamento o se padece alguna enfermedad relacionada, se debe consultar primero con un médico. Si se tiene intolerancia o alergia a algún tipo de fruta o sustancia que esta contenga, no se debería de comer.
Antes de realizar cualquier tipo de dieta o remedio a base frutas, verduras y/o plantas, consulte con su médico o un especialista.