Abuela Pepa: propiedades y beneficios del pepino

Mira cómo el pepino protege tu cuerpo y tu cerebro

Antes de consumirlos hay tener muy en cuenta...

Los pepinos se encuentran en el puesto número 12 de los alimentos más contaminados y el segundo lugar con respecto al riesgo de cáncer debido a su alto contenido en pesticidas, además de que se recubren para su transporte y manipulación con algunas ceras hechas con derivados del petróleo que podrían contener residuos dañinos para la salud, por lo que es más que aconsejable consumir pepinos ecológicos para poder disfrutar de todos sus beneficios sin poner en riesgo nuestra salud.

Una vez sabido esto, el 95% del pepino es agua, por lo que su consumo en verano puede ayudarle a mantenerle hidratado, aunque existen muchas más razones para comerlos todo el año, destacan su aporte de vitaminas B, K, C, potasio y manganeso. También contienen polifenoles y otros compuestos que ayudan a reducir el riesgo de enfermedades crónicas.

BENEFICIOS Y PROPIEDADES DEL PEPINO

Protegen el cerebro

Su contenido en fisetina parece que mejora la memoria y protege las células nerviosas del deterioro relacionado con la edad.

Ayudan a disminuir el riesgo de cáncer

Contienen polifenoles que podrían ayudar a reducir ciertos tipos de cáncer (mama, útero, ovario y próstata) y unos fitonutrientes llamados cucurbitacinas, que también tienen propiedades anticancerígenas.

Tienen propiedades antioxidantes

Los pepinos contienen numerosos antioxidantes, incluyendo vitamina C y betacarotenos. Se sabe que los antioxidantes ayudan a evitar los radicales libres, causantes directos de diferentes enfermedades.

Combate la inflamación

Es otra de sus propiedades, ayudar a la respuesta antiinflamatoria.

Refrescan el aliento

Por ejemplo, una rebanada de pepino en la lengua parece que es bueno para eliminar las bacterias que causan el mal olor.

Sirven para controlar el estrés

Así es, los pepinos contienen múltiples vitaminas B que ayudan a aliviar el sentimiento de ansiedad y reducir algunos efectos dañinos del estrés.

Refuerzan la salud digestiva

Los pepinos son ricos en agua y fibra. Además, la piel del pepino contiene fibra insoluble, que ayuda a darle volumen a sus heces, lo que hace que los alimentos se muevan por su tracto digestivo más rápido consiguiendo una eliminación más saludable.

Por otro lado, además de ser muy bajos en calorías, su fibra interior es soluble, lo que ayuda a ralentizar la digestión y, en consecuencia, a sentirse satisfecho durante más tiempo.

Gran aliado de la salud cardíaca

El pepino contiene potasio, que está relacionado con la reducción de la presión arterial. El equilibrio apropiado de potasio (fuera y dentro de las células) es necesario para que el cuerpo funcione correctamente.

A tener en cuenta...

Una gran ingesta de pepino puede causar deshidratación debido a sus propiedades diuréticas, aunque no existen muchos casos, ya que sería necesario comer varios kilos de pepino en un mismo día. También es bueno saber que su contenido en cucurbitacina provoca indigestión y gases estomacales, por lo que las personas vulnerables a este trastorno deben reducir el consumo de esta fruta. Para aquellas personas que pudieran presentar algún tipo de alergia (lengua, garganta o boca hinchada) es recomedable no comerlo.


La OMS recomienda tomar entre 3 y 5 frutas y verduras diarias. Algunas investigaciones apuntan a que la ingesta debe ser de siete, e incluso diez, pero siempre más verdura que fruta. Si te lo puedes permitir, es mejor que sean ecológicas, así evitarás pesticidas y sustancias tóxicas que suelen añadirle en su producción y transporte.
Las frutas suelen tener muchos minerales, como el potasio, por lo que si se está tomando algún medicamento o se padece alguna enfermedad relacionada, se debe consultar primero con un médico. Si se tiene intolerancia o alergia a algún tipo de fruta o sustancia que esta contenga, no se debería de comer.
Antes de realizar cualquier tipo de dieta o remedio a base frutas, verduras y/o plantas, consulte con su médico o un especialista.